Instituto de Investigación en neuroactivación Terapéutica

isión

El Instituto de Investigación en neuroactivación Terapéutica es un centro de la eUniv especializado en el estudio y desarrollo científico de la neuroactivación transcutánea (NAT), un nuevo tratamiento neurofisiológico que permite recuperar partes del sistema nervioso que han quedado funcionalmente bloqueadas debido una lesión.

La salud depende de que se mantenga en buen funcionamiento el sistema de información del organismo que es el sistema nervioso. Para que el sistema nervioso funcione, necesita que sus unidades básicas (las neuronas) estén en disposición de ser activadas.

Las neuronas pueden quedar bloqueadas funcionalmente si cambian las condiciones bioeléctricas del líquido extracelular que las rodea, ya que su capacidad de activación depende de la relación entre la concentración iónica del líquido extracelular y el intracelular. Una excesiva concentración de iones positivos en el líquido extracelular deviene causa suficiente y determinante para inactivar las neuronas e impedir la progresión de la señal eléctrica que les permite llevar información desde su lugar de origen al de destino.

Los efectos de este bloqueo funcional pueden afectar del mismo modo a neuronas de cualquier parte del organismo, dando lugar a la pérdida de función en las estructuras biológicas que dependan de ellas, pero tendrá una mayor repercusión si la afectación se produce sobre neuronas del sistema nervioso central, dado que éste, a consecuencia de sus características anatómicas y funcionales, tiene más limitada la capacidad para revertir el exceso de concentración iónica extracelular, lo que hace que, pasado un determinado período de tiempo, se consideren definitivas las secuelas que todavía se observen en el paciente.

El tratamiento NAT activa las neuronas que han quedado bloqueadas funcionalmente mediante el restablecimiento de la concentración iónica adecuada en el líquido extracelular, y lo hace mediante la aplicación de microcorrientes eléctricos sobre la piel, de forma no invasiva e indolora, generando mejoras aunque la aparición de la afectación sea muy anterior al tratamiento.

La neuroactivación transcutánea tiene una gran repercusión en el tratamiento de lesiones cerebrales y otras enfermedades neurológicas, así como en patologías de otros órganos originadas por alteraciones funcionales. Se fundamenta en el hecho de que las neuronas pueden quedar bloqueadas funcionalmente si cambian las condiciones bioeléctricas de su entorno, y esto deriva en muchas patologías, como el ICTUS, la Parálisis Cerebral Infantil (PCI), la esclerosis múltiple, el Parkinson, las lesiones medulares incompletas, la parálisis facial, etc.